¡Compártelo!

¡Hola de nuevo a todas! Ya estamos de vuelta y me apetecía hacer una entrada en el blog para contar un resumen de todos estos meses ausentes por aquí.

Momento verano azul en Santander, en una de las despedidas que celebramos.

Ahora con Instagram y algo de Facebook apenas me paso por aquí, y no por falta de ganas sino por una mezcla de falta de tiempo (quizá falta de organización del tiempo debería sacar un ratito) y otro poco de esa necesitad de inmediatez de contenidos que existe.

Ahora queremos muchas imágenes, poco texto y todo ya y yo que soy de contar y contar…. pues aveces lo mismo… aburre tanto texto. Intentaré hacer las cosas un poco más breves, meter más imágenes… y contar cosas por aquí también.

Imagen de Pinterest

Como sabéis cerramos temporada o abrimos no se muy bien… en enero en San Sebastian en una boda con un equipazo espectacular. Os enseñare un post de la decoración que montamos en tonos rosas, hueso y dorados.

Tras la boda fueron unas semanas un poco movidas, en principio destinadas al relax.. pero sin mucho sofá.

Y entonces comencé poco a poco a cerrar detalles de mi boda, pues aunque lo básico lo teníamos cerrado (lugar, fecha, catering, papelería, fotógrafos y vídeo) nos faltaba de ultimar el resto. Nos costo muy poco elegir lo que faltaba, Marcos escogió su traje en una tarde y yo tras varias visitas durante meses en varias ciudades, probándome vestidos increíbles de diseñadores brutales… como Dior (era un sueño que tenia que cumplir..) os juro que era precioso, pero no era mi vestido, es cierto, eso se siente. Pero os prometo que siempre supe quienes me lo harían y entonces les llamé… y en una mañana… ya teníamos el vestido, no os puedo contar en este post resumen toda la emoción que sentí, pero si os apetece hablaré de mi experiencia como novia, creo que puede ser muy interesante.

Entretanto esos meses acudimos a varios eventos de marcas, El primer Congreso de Wedding Planners de España, organizamos fiestas, sesiones de fotos, viajamos… conocimos a gente increíble y poco a poco mientras la fecha de nuestra boda se acercaba, cerramos cada pequeño detalle que quedaba en la lista.

Durante los meses de organización de una boda no todo es un camino de rosas, hay muchas decisiones que tomar, detalles tontos que te llevan a veces noches de almohada que resolver.. y mientras tanto la vida pasa, con sus días malos, sus días buenos.. y sus días increíbles. La vida no es un tablón de Pinterest, ya sabéis a lo que me refiero, pero bueno hay cosas que es mejor no nombrar, siempre he pensado que lo perfecto es enemigo de lo bueno.

Imagen de la primera prueba de alianzas en la joyería, un momento mágico donde los haya.

Y….. Tras la boda (esto da para un post entero… o dos) nos fuimos de luna de miel a un sitio que no nos podía gustar más… Japón. Hemos vuelto con el corazón y el estomago llenito de amor. Creo que parte de mi corazón se quedo allí, en los Alpes japoneses… un lugar digno de visitar y de vivir con los 5 sentidos. Y allí os podéis imaginar… he cargado pilas a tope y vengo con un montón de ganas de contaros cosas, así que el viernes vamos a empezar con un post muy guay que tenia mucha ganas de publicar pero que no dio tiempo antes de la boda.

¡Os espero por aquí!

Muchas gracias como siempre a todos esos comentarios que nos hacéis llegar de manera privada y publica en las redes sociales. Me encanta conocer vuestro punto de vista.

¡Un abrazo!

¡Compártelo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.