¡Compártelo!

Hoy queremos hablar en el blog de uno de los temas más importantes y que muchas personas olvidan el día de su boda. No nos referimos ni a los fotógrafos, ni a la elección perfecta del catering… ni siquiera hablaremos del vestido o traje.

Lleváis meses preparando todos los detalles, cuidando de vuestra piel, pelo, uñas y alimentación y sin embargo muchas personas el día de su boda olvidan uno de los pasos imprescindibles para disfrutar de su día. Hablamos del desayuno. Al igual que tu peluquera y maquilladora se preocuparán por darte el mejor tratamiento ese día, tú tienes que hacer lo mismo contigo misma, es una de las pocas decisiones en la que no podrás delegar. Cuidarte es importante y desayunar cada día es importante para tu salud, por eso un día en el que comienzas una nueva etapa, es un día perfecto para comenzar a hacer una buena rutina de desayuno.

Para hablar de nutrición en el blog hemos contado con la colaboración de Raquel Fernández Valle, la encontraréis en su Instagram @amapolacolorada


¡Hola, soy Raquel!
A veces nos olvidamos de cuidarnos a nosotras mismas, hablo en femenino, porque, por la experiencia de Yanire (que es la experta en estos acontecimientos) esto es algo que suele ocurrir más en el sector femenino.
En primer lugar, vamos a pararnos a pensar en qué época del año vas a celebrar tu boda. Y es que según en qué época del año la celebres deberemos prestar atención especial a ciertas cosas.
Lo primero que tenemos que pensar es que suele ser un día en el que los nervios y el estrés estarán a flor de piel, por lo que nuestro cuerpo va a estar muy expuesto a que pequeñas variaciones puedan afectarle enormemente. Me explico.
Cuando se produce un evento estresante que no representa una amenaza grave, se recuerda la memoria traumática. Se libera una gran cantidad de hormonas del estrés. La sangre fluye a las extremidades, las pupilas se dilatan, el tono muscular aumenta al presentarse como tensión, la frecuencia respiratoria aumenta, el corazón late más rápido y se produce sudoración.
Esta situación, según la tranquilidad con la que solamos vivir nuestro día a día, y según muchos factores, ocurrirá en menor o mayor medida; pero sin que podamos poner mucho control nosotras mismas. Si nuestro cuerpo se encuentra débil, y le sumamos todo ese despliegue de síntomas, va a ser el ambiente idóneo para dar lugar a problemas como dolores de tripa, náuseas, mareos, e incluso desmayos.
Y no se me ocurre mejor forma de empezar el que va a ser seguro uno de los mejores de tu vida que preocupándote por tu salud.
Una cosa que siempre trabajo en consulta, es que si en el día a día no desayunamos no pasa nada, que eso de que el desayuno es la comida más importante del día ya es un mito que debe pasar a la historia. Pero no para este tipo de ocasiones.
En épocas frías es importante que comencemos el día con algo calentito, que nos ayude a equilibrar la temperatura corporal.
En verano, o simplemente en días cálidos, en los que la temperatura hace que la tasa de sudoración aumente, y sabemos que las pérdidas tanto de agua como de sales minerales aumentarán, mi consejo es que os centréis en hidrataos durante todo el día, pero que al menos por la mañana, recordéis que es buen momento para ingerir también vitaminas y minerales.

A continuación, te propongo una serie de ejemplos entre los que puedes escoger los que más vayan contigo.

En cuanto a los líquidos tienes un abanico de posibilidades, los cafés o tés en sus versiones frías y calientes, si eres más nerviosa te recomiendo un té como manzanilla o tila, pero sobre todo evita los cafés solos cargados, eso solo activará aun mas tu sistema nervioso, un día en el que ya estas activa de por sí.

Los zumos, smothies o batidos son una opción genial ya que además de hidratarnos nos aportan energía, te recomiendo elaborarlos, nada de procesados… elige bien tus ingredientes favoritos.

En cuanto a alimentos sólidos, nuevamente tenemos infinidad de versiones, algunos más tipos podrían ser:

España es un país en donde habituamos comer tostadas pero ese día también podríamos optar por crepes o tortitas de copos de avena, claras de huevo y huevo. Yo creo que las podéis combinar de mil maneras tanto dulces como saladas.

Desde las típicas de tomate con aceite de oliva y un poquito de sal, hasta las menos frecuentes como podría ser una tostada con tahin, rúcula y huevo cocido

Para las que prefieran dormir un rato más a desayunar 15 minutos sentadas, podéis optar por sándwich o bocatitas que podéis comer en la peluquería, aunque mi opinión es que procures relajarte un momento antes de comenzar ese gran día.

Ahora os dejo con algunas de las combinaciones favoritas de Raquel que ha elaborado para vosotras especialmente

Chicas, seguro que os han entrado ya ganas de probar algunas de sus recomendaciones y elegir la favorita para vuestro día.

Raquel es una autentica experta en nutrición y podríamos estar horas hablando solo de desayunos, os prometo que me dio un montón de consejos, pero os hemos dado un resumen lo más completo posible. Para aquellas personas que se hayan quedado con dudas o con ganas de saber más del tema os invito a que nos escribáis a nosotros o a ella para que os pueda dar una atención mas individual y personalizada, ya que como ella dice, no todos somos iguales ni las circunstancias lo son.

Espero que lo hayáis disfrutado muchísimo y que nos contéis que os ha parecido, vuestras experiencias o dudas.

¡Muchas gracias!

¡Compártelo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.